Los juguetes sexuales estimulan la fantasía

Los juguetes sexuales no vienen con una agenda, vienen mejorando el sexo con juguetes y fantasías Son tuyos para que los uses como quieras, lo que, para muchas personas, implica un poco de imaginación. Y eso es algo bueno.

Nuestras fantasías y deseos sexuales únicos son parte de lo que nos hace, y la sexualidad, tan interesantes.

Su imaginación es un gran lugar para comenzar a explorar quién es usted como persona sexual, en qué está metida y qué le gustaría probar con una pareja real y viva. Si nunca se le da la oportunidad de imaginar cómo le gustaría que fuera su vida sexual cuando no está teniendo relaciones sexuales, probablemente no tendrá demasiadas ideas cuando llegue el momento de tener relaciones sexuales. Y eso puede hacer que la vida sexual sea bastante aburrida.

 Mejorando el sexo con juguetes y fantasías

Los juguetes sexuales han mejorando el sexo con juguetes y fantasías pueden ayudar a ampliar su repertorio sexual, lo cual puede ser muy importante para mantener una vida sexual saludable en una relación a largo plazo. Pero en aras del respeto a tu pareja y de su comodidad, es mejor evitar salir de repente de debajo de las sábanas agitando un consolador.

Muchas personas, particularmente aquellas que no tienen experiencia con juguetes sexuales – no responden bien a eso. Eso significa que probablemente tendrás que hablar de probar un juguete sexual de antemano y explicar qué tipo de juguetes te pueden interesar y qué te gustaría hacer con ellos. Eso se llama comunicación sexual, y es tan importante para su vida sexual como lo es para su relación en general. (Obtenga más información en Cómo tomar el control de su vida sexual puede conducir a mejores relaciones sexuales.

Los juguetes sexuales te ayudan a explorar todo lo que tu cuerpo es capaz de hacer

La vergüenza corporal no es necesariamente lo mismo que la vergüenza sexual, pero están todas juntas. Después de todo, si usted está preocupado por su cuerpo y cómo su pareja podría percibirlo, es muy difícil pasar un buen rato.

Vivimos en una cultura que está muy centrada en la apariencia, pero al explorar tu cuerpo con juguetes sexuales, puedes cambiar tu enfoque de cómo se ve tu cuerpo a algo más importante: cómo se siente. Al hacer que su cuerpo se sienta bien, los juguetes sexuales también pueden ayudarle a sentirse bien con su cuerpo. Genial, ¿eh?

El juego te da el conocimiento (y la confianza) para pedir lo que quieres

Tal vez hayas leído el consejo de que para tener el sexo que deseas, tienes que ser capaz de pedirlo. El problema con esto para muchas personas, sin embargo, es que simplemente no saben lo que quieren. Y si no sabes lo que te hace sentir bien, ¿cómo puedes esperar que tu pareja lo adivine?

La falta de pistas no es la receta para una vida sexual satisfactoria. Al fomentar la experimentación, los juguetes sexuales pueden ayudarte a descubrir lo que te excita. Una vez que lo entiendas, podrás guiar a tus parejas y ayudarlas a aprender a complacerte.

Los juguetes sexuales mejoran la función sexual

Existe un viejo mito acerca de los juguetes sexuales, particularmente los vibradores, que sugiere que usarlos disminuirá su capacidad para disfrutar del sexo en pareja. De hecho, es exactamente lo contrario. Se ha demostrado que la masturbación regular y el uso de juguetes sexuales aumentan la función sexual, la lubricación, la excitación y el orgasmo durante el sexo.

Resulta que la función sexual es muy parecida a la de un músculo: cuanto más se ejercita, más fuerte se vuelve.

Son el último acto de amor propio

Cuando te amas a ti mismo, cuidas tu bienestar físico y emocional. El sexo contigo mismo es el último acto de amor propio. Te mereces placer y conexión. Al ayudarte a descubrir el primero, los juguetes sexuales también pueden llevarte al segundo.